Guía de riesgos
Written by Administrator   
Wednesday, 08 April 2015 12:22

En los trabajos que requieran el uso de "escaleras manuales", es necesario tener en cuenta las siguientes instrucciones y recomendaciones.

Las escaleras deben tener la resistencia necesaria para que su utilización no suponga un riesgo. Es por ello que las escaleras a las que sea de aplicación deben ser conformes con las normas EN 131, que proporcionan una garantía de calidad y seguridad.

Para trabajos que precisen esfuerzos, en condiciones climáticas desfavorables, con visibilidad reducida u otros peligros, se recomienda el uso de otros elementos tales como andamios o plataformas móviles.

Antes de la utilización de la escalera, leer atentamente las siguientes recomendaciones de uso.

Colocar las escaleras formando un ángulo de aproximadamente 75º con la horizontal utilizando la etiqueta naranja y cuando se utilice para acceder a lugares elevados sus largueros deben prolongarse al menos 1 metro por encima de éste.

Está prohibido el transporte y manipulación de cargas por o desde escaleras cuando su peso o dimensiones puedan comprometer la seguridad y nunca superar los 150 kg de peso total.

Durante el uso de las escaleras se mantendrá siempre el cuerpo dentro de los largueros de la escaleras y no se utilizará por dos o más personas simultáneamente.

Las correas y tensores en las escaleras de tijera siempre han de estar completamente extendidas.

En los trabajos con escaleras extensibles, adecuar la altura de trabajo y asegurarse de que los dispositivos de seguridad sujetan firmemente.

Asegurar la estabilidad de la escalera antes de usarla. La base debe quedar firmemente asentada sobre el suelo siempre mediante los largueros y nunca mediante el peldaño inferior. No debe incrementarse la altura de la escalera mediante elementos inestables o moviles como cajas.

Asegurar el apoyo superior en árboles, farolas o postes. Si es necesario hacerlo, mediante una abrazadera u otros dispositivos equivalentes.

No debe utilizarse las escaleras de mano como pasarelas o andamios, ni tampoco para el transporte de materiales.

Asegurar el apoyo de los extremos superiores de la escalera en la pared. Nunca balancear ni mover una escalera manual habiendo un usuario subido en la misma.

Nunca apoyarse en el último peldaño por arriba de las escaleras de tijera, no pasar de un lado a otro por la parte superior ni trabajar “a caballo”.

Debe impedirse el paso de personas por debajo de la escalera.

En superficies resbaladizas utilizar elementos antideslizantes y en suelos inclinados utilizar zapatas basculantes.

El ascenso, trabajo y descenso por una escalera se efectuará de frente a la misma y agarrandose a los peldaños o largueros.

No superar el peldaño de seguridad. El tercer peldaño contando desde arriba en escaleras de uno, dos y tres tramos; y el cuarto peldaño en escaleras transformables de tres tramos.

Los trabajos a más de 3.5 metros de altura sólo se efectuarán si se utiliza cinturón o arnés homologado o protecciones alternativas.

Es importante efectuar una revisión periódica de las escaleras y sus componentes antes y después de su uso.

Last Updated on Friday, 10 April 2015 11:46